A la comunidad argentina en “la diáspora”.

A todos aquellos que partieron un día, huyendo de las crisis o en pos de un sueño. A quienes añoran algún rincón de nuestro suelo. A quienes dejaron atrás familiares y amigos. Les entrego este puñado de cuentos con la esperanza de que les sirvan como maná para el espíritu, de que se sientan identificados con algunos de los relatos y de que compartan conmigo sus comentarios y sus propias anécdotas para convertirlas en nuevas historias.

viernes, 9 de marzo de 2007

Doña Pancha es discapacitada pero...

Vo´ sabés que yo tuve varios entrevero´ con animales ´nel monte, ch´amigo! ´Na güelta me picó la mbo´í – la serpi-ente- y por eso perdí el sentido del gusto! Lo güeno es que ahora puedo comer de too! Y desde que me atacó un zorrino, perdí el sentido del olfato, ch´amigo! Lo güeno es que ahora puedo olfatiar de too! Otra güelta tuve un entrevero con un jaguareté, añá memby! Ahí perdí el ojo y el oído derechos! Pero no se la llevó di arriba, el mali´no! Le agujereé el lomo con che winche, no, sí, no!Pero el entrevero más ñaró en mi vida no jue con un animal. Jue con esta artrosi ´generativa que me dejó choca, canejo! Lo güeno es que cu-anto más me deja el cu-erpo más me se llena el espíritu, ch´amigo!! Las discapacidade´ son podas que nu-estro SeñorÑande Yara permite para que nos crezca el espíritu! Cómo le pasó a su hijo Jesú, que le clavaron en la cruz y le humillaron pero a l´último Él le jodió a la muerte resucitando, ch´amigo!

1 comentario:

Jose dijo...

Fer, soy Jose, el hijo de Teresa, de Adrogué.
Estoy preparando algo para mandarte pero no se pa´cuando.
Me encanta tu blog.
"Mundo rengo2 ja, ja!! mejor imposible.

P/D: Otro rengo